Aguinaldo y Finanzas Saludables

aguinaldo

En México, aguinaldo es la gratificación anual equivalente a 15 días del salario percibido (o su parte proporcional al periodo laborado durante el año), que estipula la Ley Federal del Trabajo como un derecho y debe pagarse a cada empleado antes del 20 de diciembre.

    Debido a que constituye un ingreso extra respecto al sueldo que se obtiene regularmente y se otorga en fechas decembrinas, suele ser destinado a financiar adquisición de obsequios u organizar eventos familiares y sociales como cenas, brindis, fiestas… o bien paseos vacacionales.

    Sin embargo, para mantener Tus Finanzas saludables es recomendable establecer y jerarquizar necesidades, a fin de invertir al menos una parte en rubros más funcionales, priorizando asignación de recursos en los que coadyuven a generar bienestar, así como mantener o incrementar un patrimonio.

    La salud es el ámbito más importante. Si se ha venido postergando algún tratamiento (ortodoncia, atención psicológica, ortopedia…), el aguinaldo constituye un buen aliciente para iniciar. Y si se encuentra en marcha e implica inversiones periódicas, prepararse ante una eventualidad reservando o adelantando pagos e incluso liquidando anticipadamente el costo total es una opción adecuada.

    En esta lid, conservar recursos a fin de solventar pagos fijos como servicios, impuestos, colegiaturas, adquisición de medicamentos para enfermedades crónicas… también será útil con objeto de sortear algún imprevisto o bien evitar la cuesta enero.

    Rentabiliza tus ingresos. Implementar reparaciones y llevar a cabo mantenimiento de artículos o propiedades ayuda a conservar y revalorizar tu patrimonio. Si deseas incrementarlo, ahorra para la adquisición de bienes duraderos y que incrementen su precio a futuro o te permitan generar ganancias, como inmuebles o activos para tu negocio.

    Si además de tus ahorros necesitas capital para iniciar o desarrollar algún proyecto, adquirir un préstamo en una institución financiera confiable, legalmente constituida y con tasas de interés competitivas como Inmediprest constituye una buena opción.

    Finalmente, es válido destinar parte de tu aguinaldo para cumplir algún capricho, obsequiar un detalle a tus seres queridos, llevar a cabo una reunión o salir de viaje. Sin embargo evita descapitalizarte, consume con responsabilidad, compara precios y evita las compras por impulso.

    A diferencia de tu aguinaldo, las tarjetas de crédito, compras a plazos o préstamos personales no suponen un ingreso extra. En caso de emplear estas formas de financiación, hazlo adecuadamente, recurriendo a instituciones fiables y debidamente reguladas como Inmediprest.

Juan Francisco Jiménez Pérez
Community Manager
Juan-Jiménez

Deja una respuesta